No tenemos líderes

| Luis Solana

manifestaciones01Comprendo que se me abronque por publicar por aquí que tenemos unos líderes tontos.

Acepto la bronca: pero es que creo que el problema es más serio: no tenemos líderes.

Estamos en una España veraniega en la que poca gente se da cuenta que tenemos problemas económicos de categoría y problemas de libertades de órdago.

Y nadie parece darse cuenta.

Vamos a ver si por este territorio puedo ayudar a crear ambiente.

Quiero decir, a convenceros de que eso de no hacer nada es muy peligroso para nuestros hijos.

Perdón :¿qué me cuentas? Pues que no hacer nada durante meses y meses constituyentes va a afectar al bienestar de tus hijos (y de los míos).  De tus hijos que, muy pronto,buscarán conocimiento y trabajo: de esos me preocupo.

No tenemos líderes. Es muy sencillo: ¿tú crees que hay confianza en algo concreto de lo que se dice por ahí? Hablo de política. Hablo de investidura.

Creo que no nos damos cuenta de que tenemos un montón de crisis sectoriales, un montón de crisis conceptuales, un montón de crisis que no sabemos si son crisis. Y algunos andan debatiendo quién dirige España. ¡Qué disparate!

En cada momento histórico de cada país ocurren cosas: y mi impresión es que en este momento en España no tenemos líderes.

Piensa un poco en lo que pasa a tu alrededor: la banca en crisis, la prensa en crisis, vendrá la crisis de robótica: y nosotros (tú y yo) pensando que lo bueno es ir a la playa.Correcto.

Coincidiré contigo seguramente en la playa (porque  soy igual que tú), pero déjame que te pida que (a la vuelta) pienses que es muy peligroso no tener líderes.

 

 

 

 

Unos líderes tontos

| Luis Solana

cuatrocandidatos2Digo tontos y vosotros podeis poner lo que os parezca más adecuado. Alguno me dirá que son cobardes, otros me dirán que son torpes, seguro que alguien les llamará inútiles. Pero yo insisto, tenemos unos líderes políticos tontos.

No puede ser que no haya manera de formar Gobierno en España porque nadie tiene mayoría absoluta desde las urnas. No puede ser. En medio mundo democrático una situación así ocurre cada dos por tres y la consecuencia son pactos diverso. Traemos esta situación a España y nadie sabe cómo se pacta, cómo se exige, como se cede, como se compone un Gobierno entre distintos partidos políticos.

¿Por qué en España pasa algo que no pasa en ninguna parte del mundo democrático? Pues porque tenemos unos líderes políticos tontos.

Ya se que a los ciudadanos de la calle les tiene casi sin cuidado lo que pasa en el Parlamento. Pero a los líderes de opinión, a los líderes empresariales, a los líderes sindicales y a alguna gente corriente le empieza a preocupar la incapacidad de los líderes políticos para llegar a algún acuerdo. Pronto se darán cuenta que han votado a unos tontos.

Mariano Rajoy, sin duda es el más pillo, pero no hay manera de saber si es listo. Silencios, misterios, confusas negociaciones y al final aviso (escandaloso) de que su mayoría pude ser que no le sirva para jugar fuerte. Es el primer tonto.

Pedro Sánchez, era hasta ahora el más valiente: se la jugó con Ciudadanos en la anterior legislatura. Pero en este momento ha desaparecido y ha decidido que sean los demás los que hablen y propongan. Es el segundo tonto.

Pablo Iglesias, ha sido ultimamente el cabeza de lista de los cambios populares. Y el más liante institucional. Mucha gente esperaba algo hasta que -tras la bofetada de las últimas elecciones- ha entrado en modo silencio prudente. Es el tercer tonto.

Albert Rivera, fue capaz de acompañar al intento novedoso de Pedro Sánchez para conseguir un Gobierno desde la minoría, pero le ha entrado un ataque de racionalidad parlamentaria y se ha tropezado con las matemáticas. Está en seria crisis. Es el cuarto tonto.

¿Y qué hacemos nosotros ante este conjunto de líderes más bien tontos? Pues nada: esperar, opinar en familia, escribir en algún blog y esperar a poder volver  a vota a los mismos tontos. Porque igual eso ocurre.

Oye, compañero de país, compañero de España, me parece que no nos estamos dando cuenta de que lo que nos pasa es muy serio: todos nuestros dirigentes políticos son tontos (o lo que sea).

¿Qué podemos hacer?

 

El Rey también se tiene que mojar

| Luis Solana

rey-felipeVamos a ver si lo tenemos claro: estamos ante una crisis política sin precedentes en España. Simplificando: no hay manera aritmética de componer una mayoría gubernamental para gobernar España. Eso es así. Y ahora podemos (debemos) hablar de qué creemos (tú y yo) qué deben ceder unos y otros partidos.

Oye, igual crees que lo bueno son otras elecciones y entonces no digo más.

La responsabilidad de los líderes políticos es exactamente proporcional al número de diputados del partido por el que han sido elegidos en el Congreso. Quiere eso decir que el mayor responsable de que no haya Gobierno, es Rajoy; que el segundo responsable es Pedro Sánchez; que el tercer torpe para pactar es Pablo Iglesias y que el cuarto se llama Albert Rivera. Hay otros (lo sabeis de sobra) que pueden entrar en el terreno de las pillinerías, pero no de lo fundamental. Pero claro que los pillos constitucionales son tan respetables como los primeros actores.

Y luego está el Rey. Vamos a ver: tenemos por primera vez un Rey plenamente democrático. Podemos admirar o no al Rey D.Juan Carlos, pero ha sido una de las piezas complejas para conseguir la democracia. Digo complejas (con admiración) y no digo más.En su hijo ya no hay nada complejo: puede demostrar qué significa el Rey en la democracia funcional de España. Y le está costando.

La Constitución dice que “el Rey arbitra y modera el funcionamiento de las instituciones”.

El diccionario de la RAE dice: “arbitrar”,”resolver de manera pacífica un conflicto entre partes”

El diccionario de la RAE dice: “moderar”, “templar,ajustar,arreglar algo evitando el exceso”. Moderador: “persona que preside o dirige un debate, asamblea, mesa redonda etc.”

Lo digo a lo bestia para que no haya dudas: hay mucha gente que se la está cogiendo con papel de fumar para evitar que el Rey juegue algún papel en esta crisis. Un error histórico.

Os lo digo con sinceridad: todos los que “protegen”  al Rey está ayudando a la República.El Rey de esta España nueva y democrática tiene un papel arbitral y moderador que tiene que ensayar. No hay precedentes de un Rey plenamente democrático.

Lo voy a decir más claro: si tuviéramos un Presidente de la República  hoy ¿estaríamos tan atentos a la letra pequeñísima o estaríamos pidiéndole que se mojase para conseguir Gobierno en España? Tú me dirás.

Todos tenemos que mojarnos: los líderes políticos, los que opinamos, tú y yo.

El Rey, también.

 

Una izquierda que cree que una derecha le quiere

| Luis Solana

scc_noticiaVamos a ver: tengo un respeto enorme a los votantes de PODEMOS. Incluso los tengo por aquí. Pero siempre he pensado que la bisoñez suele pagar prenda.

Los de PODEMOS (Iglesias y Errejón al unísono) pensaron que su presencia rupturista en Cataluña les garantizaba el apoyo de los catalanistas conservadores. Han jugado durante meses con la idea de que ellos eran partidarios del referendum independentista para lanzar el potente mensaje de que hay una izquierda que coincide con la derecha en Cataluña.

Los socialistas, hemos sufrido bofetadas desde la derecha (por poco patriotas de España) como desde la izquierda (por poco patriotas de Cataluña).

La verdad es que no hemos sido muy listos en esta trampa viejísima: una izquierda extrema hace la pinza con una derecha tradicional.

Socialistas: no hemos sido muy listos.

Si este tipo de maniobras han sido tradicionales desde la República hasta hoy ¿por qué no lo hemos tenido más claro?

(Os lo digo en confianza: porque el PSOE tiene una dirección que tiene cien días de experiencia cuando podría tener 100 años de recuerdos)

“No importa que proclamen su catalanismo en discursos y artículos periodísticos cuando están en Barcelona. Si piensan que se encuentran en peligro los intereses particulares de su clase acomodada, enloquecidos y corriendo tiran hacia Madrid, para ofrecer sus servicios a la Monarquía centralista”

SALVADOR SEGUÍ en 1919.

Venga, socialistas jóvenes y viejos: que somos más y tenemos la razón. No hagamos el ridículo.

18 de julio: tenía 7 meses

| Luis Solana

cartel Frente Popular 18 julio 1938Hablo del lejano año 1936.

Naturalmente que no recuerdo esa fecha dramática, pero soy de los españoles que pueden contar  a los jóvenes la tragedia que vivió España después de 1936.

Todos -conservadores y progresistas- somos hijos de esa tragedia. Y todos -conservadores y progresistas- tenemos pocas ganas de hablar de ese tiempo de dolor. Mal hecho.

Claro que entiendo las razones: los que ganaron la guerra hicieron una propaganda durante décadas señalando a los culpables, comunismo, socialismo, masonería; rojos, para simplificar.

Y los que perdieron no pudieron contar nada.

En diario EL MUNDO de este domingo histórico (día 17) ha conseguido que los hijos o los nietos de protagonistas de la crueldad del 36 cuenten sus buenas razones para entenderse todos.

Acepto la idea central.

Pero, me pregunto, ¿cómo es posible que haya emocionados reencuentros  familiares mientras la derecha (democrática) española no trabaja para conseguir que se saquen a todos los muertos de las cunetas?

Nadie del PP ha tenido la valentía de pedir a sus responsables políticos autonómicos y minicipales, que gasten lo que haga falta para que no haya ni un solo español enterrado de mala manera por ser de izquierdas.

El 18 de julio de 1936 yo tenía 7 meses.Y hoy sigo pidiendo que ninguna cuneta puede seguir escondiendo restos de luchadores por ideas democráticas ¡por problemas de recursos!

¿De verdad es tan difícil enterrar a los adversarios a los que ganasteis con las armas pero nunca con los votos?

Mira por donde, tengo que pedir al PSOE, al PCE y a los nuevos más o menos complicados, que consigan una acuerdo parlamentario urgente (son las fechas ahora) para que ningún compatriota del tiempo de Guerra Civil tenga que descansar en rincones por falta de decisión o de recursos.

Oye: Pedro, Pablo, Alberto, Rivera y -por qué no- Mariano ¿sería posible un acuerdo entre todos para ayudar a matizar esos recuerdos?

 

Escribir sobre política o escribir sobre PODEMOS

| Luis Solana

pablo-iglesias-e-inigo-errejon-una-biografia-politica-conjunta-que-se-bifurca-en-podemosHaced la prueba los que teneis un blog o un espacio en facebook o tuiteais: haced un análisis profundo sobre algo trascendente y tendreis cinco o seis comentarios o enlaces; haced un análisis somero sobre PODEMOS (recomendado con mayúsculas) y os inundarán de comentarios, de aplausos o de críticas mordaces.

PODEMOS, como producto de la red, es un éxito; PODEMOS como intento político, me temo que no.

Digo más, el drama de PODEMOS, cara al futuro, es que está convencido de que quien gana la red gana la política; y no sabe que la red nunca dará triunfos,  dará éxitos. Una cosa facilita el poder, la otra facilita la noticia. No es lo mismo.

Haced una prueba cualquiera de los que por aquí pasais: escribid algo crítico con PODEMOS (siempre con mayúsculas) o con Pablo Iglesias y vereis la cantidad de ciudadanos en red que os entran.

¿Os comentarán algo interesante? No,no: nadie de estos red-actores tiene el menor interés en convencerte ni en debatir; sólo quiere dejarte fuera de juego con mensajes masivos (si posible).

PODEMOS está intentando convencer a los ciudadanos mediante movimientos llamativos en las calles y red-actores en las redes sociales. No lo conseguirán nunca.

Para convencer a una mayoría hace falta explicar objetivos políticos, explicar recursos posibles para alcanzarlos, debatir en círculos profesionales (además de en las plazas y la redes). Bueno: simplemente ser un partido político normal.

Les digo con mucho afecto a los red-actores de PODEMOS: todavía no sois un partido político.

Buen ánimo PODEMOS: espero que un día nos encontremos encantados en las calles, en las redes y en las Comisiones del Congreso de los Diputados.

¡Habrá nacido (por fin) un nuevo partido político! Hoy no lo sois.

 

¿Dónde está el Rey?

| Luis Solana

rey-felipeSí, sí, ya lo se: está en la recepción del Presidente de los EEUU. Muy bien hecho. Pero resulta que España ha tenido dos elecciones generales y todavía no sabemos si se podrá formar gobierno.

¿Sabeis quién es el Jefe del Estado?: el Rey. ¿Alguien sabe qué está haciendo el Jefe del Estado en esta crisis inédita? Yo, desde luego, no. ¿Y tú?

Cualquier Jefe del Estado o cualquier Presidente de la República que se encuentra con una crisis del calibre de la que estamos viviendo en España, estaría trabajando, hablando con unos y con otros, buscando encuentros, limando desencuentros; vamos, haciendo su papel de moderador de la política nacional.

Recuerdo que en Bélgica estuvieron hace años más de 500 días sin gobierno. Y el Rey de los belgas andaba todos los días buscando a unos y a otros para fomentar encuentros.

Me cuentan que el Rey Felipe VI tiene unos asesores muy legalistas y muy escrupulosos con la legislación.

No lo dudo, pero si continúan por ese camino van a hacer del Rey Felipe VI una pieza inútil en lo importante: la política española.

Majestad: para recibir al Presidente de los EEUU vale cualquier personaje de protocolo, para ayudar a formar Gobierno en España, usted es muy importante.

Majestad: usted es el Jefe del Estado y tiene que ejercer exactamente ese cargo.

Majestad ¿se está dando cuenta de que el Jefe del Estado parece ser Mariano Rajoy?

Por qué Felipe González se equivoca

| Luis Solana

felipe-gonzalez-considera-que-se-ha-malinterpretado-su-carta-dirigida-a-catalunaEl artículo del exPresidente del Gobierno, Felipe González, en El PAIS ha hecho ruido, mucho ruido. Es lógico. Si un expresidente del Gobierno de España y un exsecretario general del PSOE da una opinión política en un momento delicado, lo inmediato es que todo el mundo opine sobre su opinión.

Yo soy un felipista a tope, pero me hubiera gustado charlar un ratillo con Felipe González antes de que escribiera su artículo.

¿Discrepo de lo que dice González? No, en absoluto. Discrepo de su publicación.

La cuestión que me gustaría contarle a Felipe González es que, cuando se es referente ideológico, no se debe opinar sobre detalles inmediatos, sino sobre asuntos generales que definen lo inmediato y lo de mañana.

Me explico mejor. Que Felipe González nos cuente lo que debemos hacer los socialistas en una crisis de Gobierno, me parece de poca categoría para semejante opinador.

¿Hay que abstenerse? ¿Hay que votar en contra? ¿Hay que hacer otros pactos? Vamos a ver, compañero González: ese no es tu territorio ni político ni intelectual.

Yo pido y suplico a Felipe González que nos ayude a resolver el problema del populismo que existe en toda Europa, que nos ayude a proponer alternativas a una lógica capitalista que ya empieza a dudar de ella misma. Pero no hay teóricos ni sociólogos ni políticos que nos digan nada: sólo hablan de cómo hacemos mejor o peor la inmediatez de un Gobierno provisional.

No se cómo llegar a Felipe Gozález para explicarle que es vital su consejo, pero que se está equivocando sobre qué temas nos tiene que aconsejar.

 

Los jefes de PODEMOS aceptan que tienen que tener sentido común

| Luis Solana

maxresdefaultSi no lo veo y no lo escucho es que no me lo creo: Iglesias y Errejón anuncian en un curso universitario en El Escorial, que PODEMOS tiene que incorporar el sentido común a su actividad diaria a partir de su llegada al Parlamento.

Es emocionante ver a un partido nuevo y muy callejero reconocer que , para llegar al cielo del poder, tiene que comportarse como todos los partidos de siempre. Es emocionante que haya descubierto que PODEMOS se debe parecer a los cientos de partidos que existen y han existido desde que existe la Democracia. Que pueden inventar ideologías, pero no pueden inventar medios: están inventados desde hace muchos años y son las urnas.

Iglesias y Errejón se han dado cuenta que, para administrar una Nación, hay que saber administrar cada pequeña cosa de una Nación. Vamos, que para cambiar una ley hay que saber debatir cada uno de sus artículos. Una tarea pesadísisma y muy poco llamativa para un escaparte callejero, pero o hacen eso o pasan a ser un partido marginal. Importante (sin duda) pero marginal para cambiar la vida de las gentes.

Iglesias y Errejón deberían dar un paso más: ¿por qué no plantean al PSOE la posibilidad de unirse ya mismo y constituir la nueva Izquierda Socialista?

Para lo que valga, yo (un viejo socialista de toda la vida) les daría un gran abrazo de bienvenida y brindaría por la mejor felicidad de los españoles.