El Servicio Político de Meteorología

| Luis Solana

Es impresionante lo que hemos mejorado en pocos años en el tema de la previsión del tiempo. La Agencia de Meteorología está facilitando datos básicos para que todos los medios de comunicación puedan definir, comentar, pronosticar el tiempo que hará por ahí donde vives a un día vista o a un mes vista.

No me explico cómo no se le ha ocurrido a nadie montar una Agencia Estatal de Previsión Política.

Yo viajo bastante y, hace tres años, ya hubiera podido predecir este temporal que nos viene desde Cataluña. Lo mismo que hubiera podido anunciar que, en Andalucía, el tiempo sería muy estable. Y que en Galicia existe una especie de paréntesis permanente entre el buen tiempo y el tiempo revuelto. Nos ha faltado un Servicio Político de Meteorología.

Es cierto que, si nos cae una tormenta de granizo hoy, la culpa es de la nube negra que nos genera el tormentazo. Claro, ahora, saber que una tormenta es una tormenta es tan fácil que nunca se equivocan los que la anuncian. Nos pasa ahora en Cataluña. Lo bueno hubiera sido tener un brillante servicio de previsión de temporales.

También es verdad que, cuando una nube negra se nos coloca encima, hay diversas posibilidades: se puede abrir un gran paraguas o también se pueden enviar cohetes anti- granizo. Depende; pero las dos soluciones son lógicas.

Yo no se si os gusta ver en la TV las previsiones del tiempo en tu zona y alrededores, si eso es así, te pido que me ayudes a exigir a todos los partidos políticos que se suscriban a un Servicio Político de Meteorología que permita a sus líderes conocer con mucha anticipación las tormentas y los temporales que nos pueden afectar en nuestra vida diaria.

Si alguien hubiera avisado a la ciudadanía del riesgo de temporal político en Cataluña de la magnitud del que estamos viviendo, hace tiempo que se hubieran tomado medidas; ¿quienes? todos, todos, aquí y alli.

Ahora, abrir paraguas con cuidado y comprometerse a crear ese imprescindible servicio. Volver atrás nunca es posible. Pero, siempre, siempre, después de la tempestad viene la calma. Cierto. Pero también suele ocurrir que las calles y los campos ya no son iguales.

 

 

74 alcaldes.

| Luis Solana

Por favor, ciudadanos, quedaros con esa cifra: en Cataluña hay 74 alcaldes (ni más ni menos) que quieren actuar dentro de la legalidad.

¿Cuántos quieren estar fuera? Ni los cuento: lo que interesa es que los españoles sepan que hay 74 alcaldes catalanes que saben que la legalidad es lo primero que tiene que cumplir un alcalde. Luego lo hará mejor o peor, pero siempre dentro de la legalidad.

Pues, en Cataluña, sólo 74 alcaldes han decidido ser alcaldes legales y constitucionales.¡Vivan estos 74 alcaldes!

Por cierto, la mayoría son del PSC pero también los hay de la vieja CiU y hasta de ICV. ¡Qué mérito democrático tienen estos 74 alcaldes!

A mí me gustaría ayudarlos, animarlos, ponerme a su lado (el lado de la legalidad) pero comprendo que al PP de Rajoy le preocupa crear confrontaciones. Tanto, que está mandando todo tipo de medios policiales para evitar confrontaciones.

No estoy seguro de que sea lo mejor: antes se tuvo que evitar provocaciones, pero lo acepto. Ya veremos allá por los primeros días de octubre qué pasa.

74 alcaldes van a pasar días de temor ante unos movimientos anarquistas que van a ir a por ellos. Que nadie se engañe: una de las formas de ganar un referendum ilegal es chocando con la policía. Y no digo más, porque me da miedo.

Oye, buen amigo de la legalidad española (también en Cataluña) ¿no podrías demostrar tu apoyo a estos 74 alcaldes catalanes? Usa la red o lo que te parezca, pero no es posible que 74 alcaldes legales estén preocupados por lo que les puede ocurrir allá por el 1º de octubre.

La primera muestra de que existe una dictadura es el miedo a opinar porque puede seguir la violencia.

Apoyemos a estos 74 alcaldes: son la esperanza de una Cataluña democrática.

Cataluña quiere parecerse a Corea del Norte

| Luis Solana

Es tristísimo: una pieza fundamental de la idea de España ha decidido parecerse a Corea del Norte. Corea  es una unidad étnica, cultural, geográfica y mucho más; pero una guerra absurda dejó al norte lejos del sur.

Cataluña no tiene nada que se parezca a la historia de Corea, pero ha decidido parecerse a Corea.

Dejadme que os diga que todo lo que pasa hoy en Cataluña tiene un tono profundamente coreano. Por simplificar: ¿quién define este choque de ideas ente Occidente y los independentistas? pues la CUP. La CUP es la asociación de anquistas catalanes socios de otros anarquistas europeos.

Lo que vivimos en Cataluña no se puede entender sin la CUP.

Cataluña es básicamente de clase media burguesa, pero siempre (siempre) ha tenido colectivos anarquistas muy activos.

La novedad en este movimiento independentista que vivimos hoy es que, la burguesía catalana está trabajando junto al anarquismo catalán. Esto es muy novedoso y muy difícil de creer que sea estable.

Vamos a ver, los hijos de Pujol están en manifestaciones con obreros y okupas: pues no encaja.

La lucha por la independencia tiene interes muy distintos: los anarquistas quieren destruir el Estado, ciertos burgueses quieren absolver ciertos delitos. Coinciden, pero no son lo mismo.

Muchas gentes dudan (el primero el PSOE) ante un movimiento popular masivo. Compañeros de Cataluña, no os dejeis engañar: el beneficiario de una supuesta independencia de Cataluña no son los pobres, son los ricos. No son las clases bajas, son las clases medias altas.

¡Qué mal se explican las cosas del dinero! Algo que tú y yo entendemos muy bien.

Generales blogueros

| Luis Solana

Hay generles que tienen un blog, normalmente bastante activo. Hay generales que, cuando ocurren acontecimientos políticos importantes, salen a declarar y contar sus ideas. Por supuesto que todos estos generales están en la “reserva”, pero siempre impresionan sus mensajes y sus ideas cuando pasamos momentos políticamente complicados.

Vamos a no engañarnos: la Constitución del 78 tiene artículos claramente redactados para calmar a los que tenían (y tienen) los tanques. Eso es así y ya veremos qué opinan nuestros hijos (y los que tienen los tanques) sobre esos párrafos constitucionales imposibles de entender si no has vivido en los años 70/80.

Ahora todos tenemos que entender que unos generales (que no tienen tanques) insinuen sus deseos de utilizarlos para terminar con los retos independentistas que llegan desde Cataluña.

A mi lo que me gustaría es poder reunirlos en una tertulia (¿en TSD?) para escucharlos y cambiar impresiones: creo que somos muchos los que -enamorados de la profesión militar- podríamos convencerles de que, 1º España no se va a romper, 2º que agradecemos sus advertencias pero no les pedimos tanques.

Algo nos pasa a los jubilados que nos cuesta mucho ponernos al día. Lo digo por mí para empezar. Yo he sido Presidente de Telefónica hace esos importantes 30 años, y veo colegas criticando decisiones del actual Presidente. Tengo muy claro que mi tiempo fue otro y el de ahora es de otros. Hay magistrados que se jubilan y aparecen en tertulias de todos los medios criticando u opinando sobre decisiones judiciales de todo tipo. Y hay militares (generales especialmente) que opinan de todo y critican casi todo. ¡Cómo nos cuesta ponernos al día a los jubilados! Incluidos los militares.

La compleja gestión de la situación de Cataluña (ni califico, ni opino) está produciendo chispas antiguas en textos y declaraciones de generales jubilados. ¡Ojo!: son generales que se len en los cuarteles. Dejadme alguna meditación.

Estos generales están utilizando (felizmente) su derecho de libertad de expresión; estos generales están leyendo una de las posibles lecturas de nuestra Constitución (atr. 8º) y están en su perfecto derecho legal e intelectual; estos generales son algo mayores (como yo) y necesitan un poco de inmersión en este tiempo nuevo y complejo que vivimos; estos generales tienen que ayudar a dejar a sus hijos (y a los nuestros) otra percepción de para qué se es soldado hoy en España.

Generales bogueros y opinadores: España, repito, España, tiene suficientes medios para evitar la separación de Cataluña de nuestro buen convivir, sin que unos generales jóvenes tengan que sacar sus tanques a la calle.

Generales blogueros y opinadores: España está feliz de teneros entre sus ciudadanos y os quiere cuidar y escuchar, pero teneis que daros cuenta de que vuestro (mi) tiempo ya pasó, ahora la solución de ciertos problemas se puede hacer sin vuestra colaboración militar. Y en otros problemas seguis siendo fundamentales.

Eso sí, generales blogueros y opinadores: por favor en las próximas elecciones os pido que voteis. Y que si no os importa me conteis discretamente vuestro voto.