Militares y policí­as

| Luis Solana

militares-y-policias-legion-extranjera-francesa.jpgEl proceso de “disolución” de las guerras es muy llamativo. Por ejemplo, los conflictos que está afrontando España en diversas partes del mundo, podrí­an ser misiones encomendadas a la Guardia Civil si este Instituto tuviera suficiente personal. Me explico: los conflictos que estamos tratando de resolver ahora tienen cada dí­a más componente policial y menos componente guerrero.

En la inolvidable (y recomendable) pelí­cula “La batalla de Argel”, de G.Pontecorbo, el coronel francés Philip Mathieu dice en un momento a sus oficiales al llegar con su Brigada Paracaidista a Argel: “El cariz propiamente militar de todo el problema es puramente secundario, el cariz más evidente es el policiaco. Ya se que esta palabra no nos gusta, pero es la única que indica exactamente el trabajo que tenemos que realizar” La pelí­cula es de 1966. Una pelí­cula que hoy se sigue analizando en todos los Estados Mayores del mundo.

Los lí­mites entre lo militar y lo policial se están difuminando. Voy más allá: los lí­mites entre la Protección Civil y la protección militar también vamos a verlos desaparecer. Ahí­ está la Unidad Militar de Emergencias.

Entonces ¿qué nos pasa?.

Pues nos pasa que tenemos que aceptar que el concepto que va a primar en el siglo XXI es el de Seguridad.

A los ciudadanos les va a dar igual que, ante un peligro o una amenaza, aparezca un policí­a municipal, un policí­a nacional, un guardia civil o un soldado, lo que va a exigir es que se le resuelva su inquietud y su miedo.

Ha de ser el Estado, el Gobierno, el que diseñe cómo aplica su fuerza en cada momento. Y, además, tiene que definir esa fuerza cada dí­a con menor rotundidad.

Va a ser complicado durante algún tiempo esta falta de definición.

Que un paracaidista tenga que hacer labores policiales en Kosovo, un guardia civil dirigir el tráfico en Haití­, un miembro de la UME quitar nieve de la carretera, un infante de marina repeler agresiones con mortero en Afganistán y un bombero retirar escombros en no se dónde junto a un legionario, son escenas reales y que vamos a repetir; que tenemos que incorporar a nuestra cultura de Seguridad y Defensa.

En Canadá han intentado hasta unificar todos sus Ejércitos. No voy por ahí­. Eso es no entender que hay historias y orgullos que forman parte del por qué un militar hace lo que hace.

Pero que el Ministro de Defensa de turno y el JEMAD de turno no se equivoquen: no se les pide que se preparen para ganar guerras, se les pide que trabajen para aportar Seguridad. ¿Guerras incluidas? Naturalemente. Pero eso ya no es prioritario.

¡Cómo me gustarí­a que esto lo aceptasen los militares y los civiles, los guardias civiles y los policí­as, lo polí­ticos de aquí­ y de allá!

Los ciudadanos ya lo tienen asumido.

(Sin valorar)

18 Respuestas a Militares y policí­as

  1. Pablo Moreno Galbis dice:

    Cuando en una manifestacion aparezca como antidisturbios un militar no creo que a muchos les de igual. Personalmente, no me gusta que la policia que tenga que vigilarme tenga una formacion militar, sencillamente porque la formacion policial esta orientada a proteger al civil, y la militar a atacar al enemigo.
    Vivo en un pais (EEUU) donde cada semana hay un caso de brutalidad policial y abuso de fuerza, no me gustaria que Espanya derivara a ese tipo de situaciones.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. gilgamesh dice:

    Estoy completamente de acuerdo con el señor Galbis, y aportarí­a el branito de arena de un Guardia Civil:

    España siempre ha argumentado que necesita una policí­a militarizada ( que no militar) como es la Guardia Civil, para las misiones en el extranjero, Ya sabemos la penosa y patética escena vivida en Kosovo, donde un alto mando militar se atribuye el mando absoluto y el control interno también. Lógico serí­a, que a modo de ” asuntos internos”, puesto que las labores de Policí­a Judicial ya las tienen reconocidas los guardias civiles desde hace tiempo, sean los Guardias Civiles los que lleven el peso de dichas operaciones, y los militares los que les den la protección bélica.

    Y coincide precisamente con la solucion al conflicto generado el 20-E en la plaza mayor de madrid, propuesto por la UFGCS: que la Guardia Civil sea una unidad extrictamente militar, sin ” naturalezas”, incluida en el ejército a todos los efectos, y sin la dependencia del ministerio del interior.

    Para ello, si las necesidades reales son de 12 o 14.000 Guardias Civiles, que se mantengan en tan histórico cuerpo los agentes que así­ decidan, y el resto, que se integren en un modelo policial único de caracter civil para las labores policiales que son el 99 % de las que actualmente efectua el cuerpo de la Guardia Civil.

    creo que la seguridad interior de el pais lo agredecerí­a, en aras de la eficacia y la supresion de duplicidades y de descoordinaciones, no sin cierta presión de los nostálgicos del puesto rural con dos guardias y un cabo, y siempre podrí­a verlo desfilar el dí­a de las fuerzas armadas, en vez de invitado, en calidad de integrante.

    Un saludo

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Guerrero dice:

    ¡¿Pero como se le ocurre decir que que los militares no se preparen para ganar guerras?! Si acaso a los legionarios les cambiamos el fusil por la porra y a la IM el casco por el silvato. El saber ganar guerras no solo es una prioridad, ES LA PRIORIDAD, y no solo eso, sino estar lo mejor equipados posible para realizar esa función.
    Cierto es y no le quito razón, que las FFAA están realizando, cada dia mas, misiones comparables a las de policia, pero no libres del riesgo que conlleva realizarlas en zonas desestabilizadas y que de ser llevadas a cabo por la GC, esta deberia equiparse de forma igual o similar a como lo están las FFAA, o si prefiere mandamos a Libano al GAR (Grupo de Acción Rural) de la GC montados en un Terrano.
    La Policia Nacional, la Guardia Civil y los cuerpos de Policia Local estan para proporcionar seguridad interior y si quiere saber para que sirven las FFAA, LEASE EL ART. 8 DE LA CONSTITUCIí?N ESPAí?OLA.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. ELOY dice:

    Suena muy bien, pero me recuerda a aquel almirante que al contemplar la pintura del submarino exclamó: de pintura muy bien pero no flota.
    Despues de ver los amagos de privatización de algunas agencias y cuerpos militares de EE.UU. me hago la siguiente pregunta: ¿Sometidos a qué código de justicia, al penal o al militar?.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. Luis Solana dice:

    Guerrero: te entiendo perfectamente. Claro que hay que seguir preparando a los militares para ganar guerras. Lo que digo es que van a ser guerras distintas a aquellas que hemos vivido en el siglo XX. Serán guerras “diluidas”.

    Las formaciones en orden cerrado servirán para la instrucción pero no para el combate. Igual hacen falta menos tanques y más vehí­culos contra minas. Y tantas y tantas cosas que deben cambiar para conseguir que los Ejércitos den Seguridad a sus conciudadanos.

    Ese gran cambio lo están analizando todos las potencias.

    Espero que se me vaya entendiendo: quiero simplificar los mensajes para que sea más rápida la definición de las nuevas estrategias.

    ¿Hay alguien por aquí­ que no quiera que las fuerzas del Estado (los primeros los militares) trabajen para garantizar la Seguridad de España y la de los españoles aquí­ o en el extranjero? Y Seguridad es un término muy amplio.

    Debatir esto es reforzar la Defensa y la Seguridad de los españoles y de su entorno internacional. Opinar que todo debe seguir igual es una pena y un peligro.

    LUIS SOLANA

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Don Filo dice:

    Los policí­as, la mayorí­a, lo entienden perfectamente. Se lo digo yo, Don Luis, y la seguridad, aún dentro de nuestras fronteras, es cada vez más complicada. Y hace falta concienciación ciudadana además de en los cuerpos a los que alude. Ahora, cualquier intervención normal puede considerarse brutalidad, pues prima la corrección polí­tica. He visto a gente muy decente, de la que cuando le toca exige contundencia, llamar asesinos a policí­as por esposar a un chico del cual no tienen ni idea si ha cometido un delito, grave o no.
    Eso sí­, si el tirón ha sido a alguien de la familia,hay que proteger al delincuente para que no lo linchen los bienpensantes.
    Sin libertad no hay seguridad, sin seguridad no hay libertad.
    Que no le salgan tantos sarpullidos a los progres cuando vean un uniforme y, seguramente, todo irá mucho mejor.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 1

  7. Guerrero dice:

    Sr. Solana:

    Ciertamente no considero que todo deba seguir igual. Como ya dije en mi anterior comentario, entiendo que las FFAA esten asumiendo roles distintos a los arquetipos de la guerra fria, ya que los escenarios han cambiado, pero no debemos caer en el error de que esta situación seguirá asi eternamente, o que esta no vaya a variar.

    Si algo nos ha demostrado la historia, es que la misma se repite y no sabremos cuando vamos a necesitar el empleo de carros de combate, cazas o buques lanzamisiles. De siempre apoye unas Fuerzas Armadas pequeñas, moviles, altamente sofisticadas y profesionales, pero me canso de ver como se intenta justificar su existencia abanderando a nuestros soldados como “hermanitas de la caridad” que construyen puentes, colegios y hospitales do’ quieran que van.

    Vehiculos anti-minas si, carros de combate… pues tambien, ya que estos ultimos, al menos para mi, tambien entran dentro de ese “termino tan amplio” que es la seguridad. No veo que ningun pais de nuestro entorno limite su capacidad defensiva en beneficio de los medios a emplear en operaciones de pacificación-estabilización en el extrangero.

    Los unicos capaces de realizar estas operaciones, por capacidad de medios a su alcance y por que todo lo hacen sin rechistar, son los militares. Me enorgullezco de ellos, pero tambien me gustaria no tener que lamentar bajas en un futuro incierto, cuando en vez de tanques, cuando lo unico que tengan sean ambulancias y coches patrulla.

    Un saludo de Guerrero.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. Luis M. Viqueira dice:

    Es cierto que ese tipo de confusión de misiones se viene produciendo, pero si lo analizamos en perspectiva histórica, quizás nos sorprendamos al recordar que el imperio romano, o el británico o el español, alcanzaron tremendas cotas de poder sin contar con cuerpos policiales, que son una invención del siglo XVIII en su primer estado embrionario, y eran, por ejemplo, las Legiones romanas las que cuidaban del orden público en las ciudades del imperio romano.
    .
    Los usos de la guerra, las leyes, las amenazas y la sociedad han cambiado y por ello surgieron las policí­as (la figura de los alguaciles, no puede ser considerada, en puridad, policí­a), que se dedicaron a la seguridad en los ámbitos urbanos, a la vez que el desarrollo industrial configuraba nuestras ciudades. En los siglos XVIII y XIX se crean las gendarmerí­as, como la francesa o la Guardia Civil, como policí­a militar rural, creando un modelo intermedio que ha sido copiado por muchos paí­ses, sobre todo en ífrica y América (las antiguas colonias) y que sigue siendo muy válido.
    .
    Las conquistas sociales y la nueva estructura social industrial y urbana hace necesario desarrollar esas capacidades policiales que eran embrionarias hasta entonces siendo, quizás Scotland Yard la primera policí­a moderna del mundo, que tiene y conserva su carácter civil, pero que es incapaz de operar fuera de Londres (salvo sus divisiones judicial y contraterrorista, en la actualidad).
    .
    Las guerras del siglo XX hacen necesario marcar aún más la diferencia entre policí­a y fuerzas armadas, teniendo las primeras como área de actuación las retaguardias. Las operaciones bélicas se desarrollan en campo abierto y no hacen necesario el control de la población en ese entorno, que se empiezan a sentir, en cambio, cuando el proceso de urbanización se acelera en todo el mundo en los años 50 – 70 del siglo XX dando lugar a un nuevo escenario de combates, el urbano. Y no es hasta los años 80, en Beirut, Palestina y otros escenarios menos conocidos en ífrica donde las fuerzas armadas tienen que hacerse cargo del orden público y la seguridad, y es aquí­ donde se demuestra la incapacidad de las Fuerzas Armadas (FAS) para estos menesteres. El control de masas por parte del Ejército español en una manifestación en el Aaiún en 1973 deja una página sangrienta, y lo mismo sucede en otros lugares, como en Lí­bano en 1982 o en las inmediatas postguerras en Sudamérica. Quizás el caso más conocido es el fracaso del Ejército americano para controlar el orden público en el Bagdad recién conquistado de mayo de 2003 por no tener las fuerzas de ocupación el conocimiento, entrenamiento y equipo necesario para ello, produciéndose un terrible caos que pone de manifiesto esta carencia.
    .
    En cambio, los combates en â??campo abiertoâ? siguen sin ser un problema para las fuerzas armadas, salvo por las nuevas amenazas derivadas de las tácticas terroristas puestas en práctica en lugares como Afganistán. A esto que se le ha dado en llamar guerra asimétrica, no es nada novedoso, y ya lo sufrieron en Hispania las legiones romanas de mano de los lusitanos de Viriato o los cartagineses de las de Istolacio e Indortes, por no hablar del levantamiento, puramente urbano, del Madrid de 1808 contra las tropas, que no policí­a, francesas.
    .
    La confusión de misiones policiales y militares se produce en operaciones urbanas de larga duración, en la que los paí­ses de las tropas de ocupación no pueden desplegar, por no tener, policí­as que faciliten la labor de cuidar el orden público y la seguridad. Ello trae como consecuencia un hecho que suele pasar inadvertido y es que, en Occidente, el número de policí­as supera al de militares por primera vez en la Historia a finales del siglo XX. Y es así­ porque los ejércitos se reducen al tecnificarse y modificarse el modelo convencional de guerra asociado al de â??Nación en armasâ? napoleónico y su derivada de la Guerra Frí­a, y además por demandar cada vez más nuestras sociedades entornos seguros donde desarrollar una de las principales actividades de la sociedad post-industrial: el ocio. Esta superación del número de policí­as no supone una merma del principio descrito por Max Weber como â??monopolio estatal de la violenciaâ?, ya que sigue siendo el Estado quien la controla, merma que sí­ se produce cuando se â??externalizaâ? la defensaâ? mediante la contratación de â??empresas privadas de defensaâ? aspecto este propuesto por el Sr. Blair en la Cámara de los Comunes hace ahora tres años, sufriendo pareceres encontrados.
    .
    En territorio nacional, y me refiero al caso español, las FAS tan sólo pueden cooperar con las FCSE en aquello que solicite el Ministerio del interior, que será siempre quien controle las operaciones policiales y de seguridad. Cuando se opera en el exterior, o en improbables operaciones de defensa de la soberaní­a nacional, será el Ministerio de Defensa quien dirija la acción, mediante las FAS operando según un plan establecido y con los medios necesarios para ello y reforzados, en caso necesario, por unidades policiales que deben ser, preferentemente, de la Guardia Civil y que cumplen misiones policiales y de seguridad, claramente diferenciadas de las militares, pero bajo mando militar, llegando, en casos extraordinarios, a actuar en operaciones bélicas.
    .
    En definitiva, la naturaleza de las guerras y de los conflictos no ha sufrido gran modificación, sino que es el entorno geográfico y social el que ha mutado y por tanto es en estos nuevos escenarios donde se requieren una adaptación y ponderación de las viejas capacidades mejoradas tecnológicamente. En resumen, el futuro éxito en la seguridad de nuestras sociedades, es una mera cuestión de capacidades y voluntad polí­tica.
    .
    En las capacidades hay que desarrollar de forma exponencial las unidades de Operaciones Especiales (UOE), que lleven a cabo acciones directas o de reconocimiento en cualquier lugar del mundo, incluso de forma clandestina, y las de Inteligencia, dotando a las FAS de medios altamente tecnificados de observación y recurriendo a la inteligencia clásica, que ahora llamamos HUMINT, o sea el agente que obtiene información mediante el contacto directo con otras personas enemigas o neutrales, eso que hací­a ya a la perfección la red de agentes del Conde de Gondomar en la Inglaterra del siglo XVII. â??De poco sirven las armas de precisión si no se cuenta con inteligencia de precisiónâ?. Todo ello con un uso generalizado de las máximas medidas de seguridad que no supongan una merma para la operatividad y movilidad de las unidades y un desarrollo de la capacidad de proyección y sostenimiento de las operaciones mejorado y autónomo.
    .
    La otra â??pata del sistemaâ? es la voluntad polí­tica, y me refiero no sólo a la voluntad de desarrollar estas capacidades, comprando materiales nuevos, adiestrando a las unidades para las nuevas/viejas operaciones y organizando las FAS y las Policí­as, como el proyecto de la â??Agrupación de proyección de la Guardia Civilâ? ideada para operar en el exterior. Eso es lo caro pero fácil. Lo gratuito y difí­cil es la voluntad de emplear esas capacidades, que supone (sólo en España, ya que en otros paí­ses nunca es así­) una merma en votos, que es como rentabiliza el Gobierno su acción/inversión de cuatro años. Por ello se requiere que el Gobierno de España, sea el que sea quien lo ostente, se plantee una Estrategia de Seguridad Nacional a largo plazo que sea acordada, con responsabilidad y sentido de Estado, por el Parlamento, y me refiero a los dos únicos partidos con capacidad de Gobierno, dejando aparte acuerdos coyunturales con partidos particularistas cuya polí­tica de Estado es, en algunos casos, el â??No-Estadoâ?. Y finalmente ser capaces de decidir la puesta en funcionamiento de esas capacidades para salvaguardar la Seguridad Nacional, que se juega en el interior contra las amenazas terroristas y de crimen organizado y contra la que se debe luchar â??de oficioâ?, y en el exterior que no se juega ni en los Pirineos ni en Olivenza, sino en lugares cercanos, como el Magreb o el Sahel, pero también en otros lejanos como Lí­bano, Colombia o Afganistán a donde la sociedad hedonista en que vivimos debe mandar a sus FAS para afrontar las amenazas de forma preventiva, es decir antes de que sea tarde.
    .
    ¿A qué esperamos para atacar en su madriguera a la ví­bora que está dispuesta a inocularnos su veneno? ¿A qué esperamos a hacerlo, además, con todas nuestras fuerzas? ¿Vamos a dejarle que ataque primero?
    .
    Perdón por el largo post. Buenas noches.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Simon dice:

    El limite de lo policial y lo militar lo marcan los ciudadanos. Si los ciudadanos van fuertemente armados y organizados sera una cuestion militar, si los ciudadanos solo se manifiestan con pancartas sera policial.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. La cornisa dice:

    Estimado D. Luí­s;
    Como siempre muy actual e incisivo este comentario.
    Si le parece bién, la cuestion planteada se podrí­a formular de la siguiente manera:
    1.- Garantizar la seguridad exige el uso de la fuerza o la amenaza de su uso
    2.- El Estado es el único legitimado para el uso de la fuerza
    3.- Las “amenazas” a la seguridad están dentro de un espacio territorial (y, por tanto, juridico) o fuera de él
    4.- En el “espacio juridico” la respuesta del Estado se define como policial. (Aunque la policia use tanquetas o aviones de ala fija,…o como en el caso de una respuesta “renegade” sea el Ejército del Aire el que ponga los medios)
    5.- Fuera del “espacio juridico” la respuesta se define como militar. (Independientemente de que sea un Guardia Civil o un Infante de Marina, en un tanque o un vehí­culo ligero)
    6 .- La distinción entre policial/militar se ha realizado sobre los MEDIOS: policiales (porras) o militares (tanques), y sobre los SUJETOS sobre los que se aplica la fuerza: cuidadanos (policial) o enemigos (miltar)
    7.- El mundo está cambiando y esa frontera interior/exterior se difumina, el espacio jurí­dico se expande y la respuesta del Estado debe adaptarse. Los instrumentos deben ser continuos y la respuesta gradual
    8.- El soldado puede y debe -si es necesario- “leer sus derechos a..” y policia puede y debe -si es necesario- “matar al enemigo..”
    9.- El fin es neutralizar la amenaza, los medios ..un continuo desde el agente forestal hasta el soldado de operaciones especiales.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. Fray José de Azaba dice:

    El fracaso de EE.UU. en Iraq es no sólo militar sino también policial; esta experiencia nos permite ver que lo que propone Luis en su artí­culo es razonable.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  12. Gorgias dice:

    ¿Se puede asociar el adjetivo militar con la palabra seguridad? Mi pregunta va más alla, ¿Cuándo un ejercito ha logrado mantener la seguridad? Desde los romanos hasta nuestros dí­as, los ejercitos han obtenido siempre sus victorias a través de la destrucción del sistema productivo enemigo, y del sometimiento de la población civil. Ya lo hací­an los romanos, cuando estipendiaban las ciudades derrotadas, o los aliados cuando derrotaron a los paises del eje. Para obtener una victoria militar, hay que destruir completamente al enemigo, para después someterlo y humillarlo con el mantenimiento de tropas. El ejemplo más cercano es el de la conquista de Alemania por parte de los aliados. Primero tuvo que ser arrasada, para después someter a los alemanes a una vigilancia absoluta. Sin embargo, en las últimas guerras, como la de Vietnam, o la de Afganistan con los rusos, o ahora nuevamente Afganistan e Irak, esta fase previa de destrucción masiva no se ha dado, dando lugar una guerra de guerrillas entre un ejercito regular formado por soldados desmotivados y no conocedores del terreno, y lugareños fanatizados dispuestos a luchar hasta el final, que se mueven a través de su territorio con facilidad, ya que el tejido civil e industrial no ha deseparecido por completo. Se imaginan ustedes a los americanos avanzando por alemania, con todas las ciudades alemanas en perfecto estado.

    Los grandes conquistadores, han usado siempre dos medios para dominar al enemigo, el primero, como el de los españoles o los colonizadores europeos fue la superioridad tecnológica, pero este elemento en el mundo globalizado ya no funciona igual. (ningún afgano se verá amedrentado por un cohete como un azteca se amedrentó al ver un caballo). El segundo medio ha sido el de el avance destructivo. Los romanos, los hunos y Atila, los mongoles, los aliados en la segunda guerra mundial, debilitaron hasta el extremo al enemigo, para después someterlo. Además no hay que olvidar que lo facil es conquistar y avanzar, lo dificil es mantener las conquistas, y que todos los grandes conquistadores lo fueron hasta que alguien detuvo su avance, baste de ejemplos Napoleón y Hitler en Rusia.

    Los ejercitos al contrario, siempre se han visto torpes para mantener el control de un territorio, como por ejemplo las guarniciones romanas que intentaron controlar la frontera en Germania, o las tropas rusas en Afganistán, es un error asignarle tareas de seguridad a un cuerpo entrenado fundamentalmente para la destrucción, que por otro lado es el objetivo natural del ejercito. En los origenes, los guerreros mataban a los hombres de otra tribu rival, pero esclavizaban a las mujeres y a los niños.

    La seguridad, debe venir garantizada por el trabajo de los cuerpos policiales, que son los más aventajados para ello, muestra de esta ventaja es la eficacia mostrada por el Cuerpo Nacional de Policí­a tras el 11 M, y la protección por los servicios de emergencia, digase bomberos o protección civil.
    Los ejercitos podrán emplerase en misiones exteriores, en las que obtendrán exitos en función de las condiciones geoestratégicas, aunque quede demostrado por la historia que las invasiones terrestres militares nunca cuajan. Sin embargo será un error que los ejercitos tomen un papel activo en la seguridad interior de los paises, por que esto siempre nos recordara al intervencionismo militar que tanto lastro a España durante los siglos XIX y XX.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  13. anon dice:

    La situación de conflicto que viven determinados paí­ses no inspira la confianza de sus ciudadanos en lo que a reconstrucción se refiere. Si las tareas de Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad se identifican es por la necesidad acuciante de apaciguar una realidad bélica. De igual modo y como apunta Galbis, deduzco que para un habitante de Irak no ejerce el mismo efecto un militar en las calles gestionando el tráfico que un policí­a.

    La normalización de estas situaciones depende de su desarrollo y circunstancia. Ahora, con la ley como amparo… incluso se pueden hasta ampliar los contingentes de cascos azules, que supervisen lo acordado por las partes en conflicto y actúen como avanzadilla de no ser así­.

    Si bien es cierto que su origen y leit motiv es militar, las perspectivas que se generan en torno a estos ‘puntos calientes’ consiguen que los distintos contingentes confluyan en ciertas labores.

    Por cierto…
    el terrorismo es un método que desgraciadamente está en boca de todos. Pero no es siempre el único del que se nutren estos enfrentamientos. Si acaso, una reacción como lo fuera la guerra de guerrillas. Y es en su origen, el ‘huevo de la serpiente’, en donde se encuentra el problema.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  14. hombredeapie dice:

    He leido su artí­culo y algunos comentarios que hacen algunos lectores sobre la necesidad de mantener los ejércitos y aumentar la dotación de armas. Pienso que es una barbaridad que se gasten esas enormes cantidades de dinero, cuando falta educación y hay millones de personas que pasan hambre. Los ejércitos y las armas pesadas debí­an desaparecer. Una policí­a mundial serí­a suficiente, en un mundo desmilitarizado y desarmado, para solucionar problemas de seguridad locales y podrí­a actuar en operaciones de socorro en casos de emergencia a nivel internacional. http://hombredeapie.wordpress.com

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  15. pandora dice:

    This is very interesting, You are a very skilled blogger. I have joined your feed and look forward to seeking more of your wonderful post. Also, I have shared your site in my social networks!

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *