¡3.000 nuevas fotos de la Guerra Civil!

| Luis Solana

cappa.jpgUn milagro: se han encontrado 3.000 fotos de Robert Capa tomadas durante la Guerra Civil española. La cineasta mexicana Trisha Ziff las ha encontrado gracias a los descendientes del general Aguilar González que luchó a las órdenes de Pancho Villa. Tenemos que dar gracias de nuevo a México, ese paí­s que recibió a los españoles derrotados y les dió nuevas oportunidades después de perder una guerra y la democracia. Y que ahora nos despierta un poco más nuestra memoria histórica.

En los medios de comunicación espero que tenga pronto reflejo esta noticia. Porque queremos verlas. Porque tenemos que reclamarlas.

No se me ocurre qué institución deberí­a iniciar las gestiones para adquirirlas. Pero no se pueden quedar en el exilio también las fotos de los que o murieron, o fueron a la cárcel o se exiliaron. No puede ser.

Hace falta pedir al Ministro de Cultura que se ocupe de que esas fotos vuelvan a España y puedan ser vistas por todos los españoles.

Quiero que el Ministro de Cultura sepa que la juventud tiene que conocer qué nos pasó, también a través estas imágenes del genial Capa.

Estamos recordando estos dí­as la tragedia del Holocausto. Siempre he sentido esa matanza como parte de nuestra propia Historia. El prólogo se escribió en nuestro paí­s.

Si el fascismo hubiera sido frenado en España casi seguro que el Holocausto no hubiera tenido lugar.

Son esas ocasiones en las que un ganador cruel augura más tragedias en su entorno.

Reitero, tenemos que pedir que se adquieran las fotos de Capa.

¿Alguien de por aquí­ sabe cómo se puede contar este deseo a un Ministro?

(Sin valorar)

23 Respuestas a ¡3.000 nuevas fotos de la Guerra Civil!

  1. Carlos dice:

    Si no sabes tú cómo pedí­rselas al ministro, Luis… Pero estoy de acuerdo contigo. Esas fotos (o buenas copias de ellas) son parte de la memoria colectiva de nuestro paí­s.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  2. mitrofan dice:

    Ahora sólo faltarí­a que los responsables del tema en México hiciesen como los de Salamanca con los papeles robados a los ciudadanos de Catalunya que aún esperamos en su totalidad…
    Naturalmente que hay que hacer las gestiones que hagan falta para disponer de esa colección de fotografí­as, espero que nuestro Gobierno se ponga manos a la obra para poder ir reconstruyendo la historia real de España, que costará dios y ayuda poderlo hacer…,pero lo haremos.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  3. Diego Cruz dice:

    Yo, aprovechando la tesitura, me permito aconsejar un libro sobre el tema que no sé si ya lo hecho alguna vez. “La guerra civil española” de Antony Beevor. Ed. Crí­tica.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  4. gilgamesh dice:

    Señor solana, me parece una fabulación demasiado aventurada pensar que si el fascismo se hubiera detenido en España, se hubiera parado el horror del holocausto.

    El fascismo, señor solana, llevaba en italia ya unos cuantos añitos instalado antes de que franco diera el golpe de estado, o se rebelase contra la república, y hitler ya llebava unos cuantos añitos en el poder, antes de que de áfrica salieran las tropas.

    El antisemitismo nazi no es comparable con la barbarie española en la Guerra civil: aquí­ se quisieron saldar cuentas mucho más antiguas, algunas provení­an de las Guerras carlistas, donde se fusilaron familias enteras de uno y otro bando, bebés incluidos, tanto en las mencionadas guerras carlistas, como en la propia Guerra Civil. No hay tantas generaciones de fiferencia, señor solana.

    Aquí­ no se mató gente por su etnia. No se confunda, señor solana. Aquí­ se denunciaron entre vecinos, se hicieron sacas y se dieron ” paseillos” por préstamos no pagados, por tierras no heredadas, por fábricas a nombre de dos hermanos, o por querer violar a la atractiva esposa del vecino.

    Aquí­ fué, si cabe, más ruí­n la limpieza, no étnica, sino basada en el odio al otro, en la codicia de lo del otro.

    Lo único que une a todos los asesinos, señor solana, es que la inmensa mayorí­a murieron de ancianitos venerables en su cama, mientras sus ví­ctimas lo fueron fusiladas, sus familias murieron jóvenes de hambre, de enfermedades y de pobreza.

    Todaví­a encuentra la fundación Simon Wiesental nazis ” camuflados” de honrados ciudadanos en todo el mundo, que mueren de ancianos, igualito, igualito, que murieron o morirán, Pinochet, Gomez Cantos o Lí­ster.

    Mire usted, Si el nazismo, el fascismo, o el franquismo, se combatí­an por jaurí­as de ciudadanos ávidos no sólo de sangre, sino también de las posesiones del fusilado, familia incluida, y se combatí­a, como digo, exigiendo en la plaza mayor del pueblo las cuerdas con las que sujetaban los antebrazos de los fusilados, con la amena charla de ” fulanito se cagó, menganito cayó así­, a menganito le cortamos la chorra en vivo”, flaco favor le hacemos a nuestra historia ya no tan reciente, elevando a los altares a animales tan feroces. Y en éso, quizás los dos bandos hicieron carreras en ferocidad y salvajismo.

    La diferencia, señor solana, es que el pueblo español, no es el judí­o. Jamás he visto un documento de perdón o de solicitud de perdón, por parte de las ví­ctimas judí­as del holocausto, hacie los animales que los exterminaron, y sin embargo, sí­ lo he visto por parte de las familias de los fusilados hacia el animal que mató a cientos de sus maridos, esposos, madres o hijas.

    La brutalidad no tiene credo, ni color polí­tico, señor Solana. Y de ésos, de los animales, de los codiciosos, de los traidores y de los paranoicos que lo alimentan, consienten o financian, han tenido, tienen, y lamentablemente tendrán, todos los bando en un conflicto, ya sean guerras formales, ya sean actos de terrorismo salvaje.

    No, señor solana, si aquí­ hubieramos frenado el fascismo, y los comunistas, anarquistas y demás formaciones que integraban el sector más feroz del bando republicano, hubieran gobernado, albergo mis serias dudas sobre si las checas no se hubieran ampliado hasta las extensiones del campo de auschwitz, o si directamente estariamos hablando de sbrevenica sesenta años antes.

    oajalá algún dí­a todos tengamos la suficiente memoria histórica para poder comprender la barbarie que se cometió en éste paí­s en los años treinta, incluso antes de la guerra, y seamos lo suficientemente maduros como para admitir las verdades del barquero:

    Que la república no era un régimen legalmente constituido, pues nació de unas elecciones municipales y de un abandono del jefe de estado.

    Que están por cuantificar los volúmenes de asesinados de uno y otro bando, y que ambos fueron atroces tanto en el método, como en los motivos.

    Y que los asesinos, la inmensa matorí­a de las veces, salen no sólo indemnes, sino encima reconocidos como hombres de pro, alabados por seguidores y extraños, y que siempre hayan una justificación en el consciente colectivo para la barbarie injustificable.

    Cuando cambiemos nuestra conciencia colectiva, quizás cambiemos éste último asunto, pero para ello es necesario conocer algo tan evidente como difí­cil: la verdad.

    Un saludo.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  5. eltuco dice:

    Se respira cierto ambiente bronco, casi se mastica… . La minuciosidad de las afirmaciones congelan la Historia en opiniones sesgadas reivindicadoras de la “verdadera memoria histórica”, moldeada cada una a gusto del individuo de turno.

    Me ha llamado la atención el tema de la ilegalidad de la II República, no pongo en duda que es más creible un régimen aprobado en referendum pero teniendo en cuenta el régimen precedente y el régimen posterior tengo certeza de su abrumadora ventaja “legal”. Alfonso XIII era Jefe de Estado gracias al golpe militar que entronizó a su padre, su dimisión era un clamor por sus trampas y negocietes en Marruecos, su responsabilidad en el desastre de Melilla y los parches que trato de poner a los problemas de España (Primo de Rivera) y a los suyos propios (expediente Picasso). Sobre el régimen posterior y su legalidad, mejor no digo nada que luego todo se sabe.

    Seamos justos, a cada uno lo suyo.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  6. Dulce Virginia dice:

    Hola Gilgamesh,

    Yo creo que si no detenido, la aventura fascista de los 40 hubiera sido bien distinta. Sobre todo, porque si las democracias europeas y anglosajona hubiesen detenido a Franco, la percepción de Hitler hubiese cambiado. No olvides que él confiaba en que Inglaterra permitirí­a sus excesos en el continente.
    Italia en la escena internacional no contaba mucho en esa época, en mi opinión.

    Por otro lado, a ningún colectivo se le ha pedido perdón (merecidamente) tantas veces como al judí­o: Parlamento alemán, Iglesia Católica, la Volkswagen, la Bayer…
    Ignoro si ese perdón fue solicitado documentalmete, pero tanta espontaneidad para algo que a los humanos nos cuesta tanto como es pedir perdon, me extrañarí­a.

    Saludos

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  7. Orihuela dice:

    Apruebo tu propuesta, Luis, cómo no. Que alguien le explique a la ministra de cultura quién fue Robert Cappa y a ver si la convencemos :-)

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  8. gilgamesh dice:

    Como efectivamente dice eltuco, ninguno de aquellos regí­menes fueron realmente legales, aunque muchos de los militares de uno y otro bando jurasen lealtad a ése régimen, para después entregarlo en manos de otros, en el caso del bando republicano, o atacarlo directamente en el caso del bando rebelde.

    Pero en sintoní­a con lo dicho por dulce virginia, franco no fué frenado por ninguno de los “aliados” salvo la que después serí­a aliada de conveniencia, la union sovietica, por una sencilla razón:

    a Gran Bretaña no le interesaba lo más mí­nimo tener otro enemigo más militando en el ” eje”, y encima, con el problema gibraltareño y la llave del mediterráneo a unos tiros de cañón de algeciras.

    creo que se nos olvida un detalle: en plena guerra mundial, y en las primeras fases de la posguerra civil, no hubo problemas de abastecimiento en españa. Y éso tanto el eje como los aliados no sólo lo sabí­an, sino que compraron en nuestros mercados. El problema fué al finalizar la guerra mundial, y el posterior embargo que trajo una hambruna sin precendentes en España.

    Por tanto, tanto franco como salazar eran peones de escasa importancia en el teatro mundial, y sin embargo, cartas a tener en cuenta. A franco no se le frenó, por que la alternativa era un régimen comunista a las órdenes de la unión soviética, y en ambos casos, se perdí­a una inmejorable base de operaciones allende el charco para los anglosajones. Optaron por la neutralidad antes de dejar caer españa en manos potencialmente mucho más peligrosas: las dos caras de la misma barbarie, el comunismo stalinista y el fascismo hitleriano.

    Lo queramos o no, hay una amplia diferencia entre la megalomaní­a de los dos citados, y la dictadura del general franco, aunque sea, en volumen de ví­ctimas.

    no obstante, no quiero dejar de señalar que cualquier régimen no elegido por los ciudadanos, merece el más absoluto de mis desprecios, use el método que use. Y algunas democracias de salón no salen de las urnas, precisamente. Que se lo digan a michael moore.

    Un saludo.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  9. Dulce Virginia dice:

    Orihuela, además de lo del cambio de sexo, Cappa (íngel) es un entrenador de fútbol argentino. Hoy no es tu dí­a.

    Besos

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  10. Orihuela dice:

    Tenéis razón, me di cuenta después de escribirlo. De todas formas, independientemente de quién sea y de qué partido, era sólo una broma.
    Acabo de ver en el telediario lo de las fotos, parece que se quedan en N. York. Estarí­a bien traerla o hacer una réplica aquí­.
    Saludos.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  11. Rocinante dice:

    Señor Solana, eso que dice de que “El prólogo del Holocausto se escribió en nuestro paí­s” es una burda mentira, como alguien de su pardido demostro. Me refiero al señor Múgica Herzog. Luego nos dice que “si el fascismo hubiera sido frenado en España casi seguro que el Holocausto no hubiera tenido lugar”, esto no es más que una mediocre pieza de propganda antihistórica. Si el fascismo hubiera sido frenado, ahora España seria como Albania, ya que nadie hubiera hecho nada para frenar a Stalin en nuestro pais. ¿De verdad sabe tan poca historia o es que cree que los demás sólo leemos tebeos?
    Relincho doble con piafada para su pifia. … Ah, y las fotos, que vengan, o mejor, que las cuelguen en Internet, asi las veremos los de provincias. Salu2

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  12. Fétido dice:

    Efectivamente, Rocinante. España serí­a como Albania porque lo dicen Pí­o Moa o Payne.
    Más que relinchar, rebuznas. Sin acritud.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  13. masmadera dice:

    Creo que el origen del holocausto ya estaba en marcha (la eugenesia, los campos de internamiento a los opositores internos). Y dudo que el fracaso del levantamiento militar español parase los planes de Hitler, ni los de casa ni de los alrededores (el “espacio vital” que buscaba, entre el romanticismo de Herder y el colonialismo). ¿La frase es una intuición o hay algún estudio serio al respecto?

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  14. Rocinante dice:

    Fetido, incluso desde aqui tu halitosis stalinista mal curada resulta dificil de soportar. ¿Deseas compartir algún pensamiento propio que no sea el oficial del sistema? Por que de esos, en los que das licencia para opinar, ya estoy un poco harto aunque también sin acritud, claro.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  15. Fétido dice:

    Rebuznante:
    Por “pensamiento oficial del sistema” no me viene nada. Por “sofisma cutre” y “whatif ramplón” me aparece una larga lista en la que figuran todos los argumentos de polí­tica-ficción que puedas usar sobre lo que hubiera ocurrido sí­…
    Tan válidos como los que formule cualquier paisano cocido de solysombras en la taberna de mi barrio: pajas mentales.
    P.S. Me encanta tu enlace… El régimen salvando vidas en Alemania mientras aquí­ llenaba fosas, enternecedor.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  16. gilgamesh dice:

    En todos los bandos, repito, hubo gente buena, los menos, gente muy mala, quizás también los menos, y gente normal y corriente que se asilvestraron por un ” quitame esa deuda de encima”.

    Los documentos prueban que hubo buenos embajadores y cónsules que salvaron vidas. Negarlo es un tipo de revisionismo impropio de gente ilustrada. Pero de ahí­ a confundir a un grupo de buenos seres humanos, con el régimen en el que desarrollan su labor, es otra mentira grave.

    les voy a contar un retazo de la historia madrileña que poca gente conoce, y que muchas damas ( y caballeros) de la alta alcurnia han silenciado durante todos estos años.

    verán. Mi anciano progenitor tuvo su primer empleo de botones con una actriz de moda en el madrid de la posguerra: Niní­ montián.

    Con el recientemente fallecido Fernando fernán Gómez fumó sus primeros pitillos en el teatro la latina, y siempre me quedó la duda de si el actor lo recordarí­a.

    El caso es que entre las tareas de mi padre, figuraba saber a qué hora salí­a el ferry de lisboa, el avión a tánger o el tren a port bou. ¿ saben por qué?

    Efectivamente, por que antes de ser una casa de lenocinio, la que realmente considero la “mata hari española” recibí­a visitas que no podí­an coincidir en una misma sala, siendo tarea de mi padre que no coincidieran, pasando a unos a la salita beige, y a otros al salón de fumadores.

    pensar que pudiera ser por celos en una casa donde el sexo era libre, es infantil, máxime cuando unos hablaban inglés, otros alemán, y otros portugués de brasil.

    Sin embargo, mi veterano padre una vez quiso cuantificar los ” enviados” por ésos medios de locomoción, y le salí­an cientos. Y no siempre eran ” superespias” sino paracaidistas, marinos o fugados que querí­an simplemente salvar el pellejo.

    como ya les dije, en todos lados hubo salvadores, aunque la historia los ha querido ignorar, o transformar en otra cosa.

    Un saludo.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  17. Carmen dice:

    Por respeto a los españoles, por su historia, por… y sobre todo en agradecimiento a las personas que protegieron estas fotografí­as durante tantos años. Me imagino que lo harí­an para esclarecer y preservar la verdad, más fácil de conseguir a través de unas fotografí­as (de las de entonces) que los hechos que nos relatan. Y con el tiempo, que volviesen a España para que seamos los españoles los que opinemos viéndolas.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  18. mitrofan dice:

    Sólo se han retornado el 25% de los documentos robados a Catalunya y guardados en Salamanca.Quedan por retornar 1.500.000 documentos.La comisión mixta Gobierno-Generalitat hace quince meses que no se reúne.
    Presupongo que la estrategia electoral del PSOE dando jabón al nacionalismo español y la particular gestión del Ministro César Antonio Molina, están detrás del fiasco.
    Antes de recuperar documentos espectaculares localizados tan lejos, más valdrí­a solucionar las carencias propias de nuestro propio paí­s.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  19. otro dice:

    Un caradura como tu, deberia pedir hora con el doZtor Menguele, ya que tanto te gusta.
    caradura tienes solanita chupon

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

  20. Io dice:

    Fui a ver la exposición del Museo de Bellas Artes de Bilbao a cuenta de la “maleta mexicana”.

    El gobierno autonómico del PSE, la marca local del PSOE en la CAPV, pilotado por un López al que no pueden ver ni en pintura desde el entorno de la cosa y que aprecian menos que nada en el PNV, aguanta allí­ apuntalado por el PP y por UPyD en ocasiones, después de haber hecho una importante tarea de limpieza de los espacios públicos, impidiendo su secuestro por los pro-etarras y el entorno de la cosa, pero vive ahora sin saber cómo despedirse de la lehendakaritza que perderá en las próximas elecciones con probabilidad cercana al 0,9991.
    Y en esas circunstancias, entre un Jesús Eguiguren que ha ido tantas veces del bracete Otegui – condenado etarra del que mañana verá el Tribunal Supremo un recurso contra la condena a 10 años por el caso Bateragune- y un Patxi López que ha iniciado coqueteos hacia Bildu, por si suena la flauta a favor de Sortu en el TC, el gobierno autonómico ha montado una celebración más para la Paz y la Libertad, con la excusa del 75 aniversario del bombardeo de Guernica. Los de Durango, bombardeados antes que los de Guernica, no han merecido el mismo trato, como ya es habitual.

    Dejo, a continuación, el relato de mi visita a esa exposición y algunas reflexiones que me ha suscitado..

    En el marco de lo que presentaron como acto inaugural del programa de conmemoraciones ’2012 Euskadi, Año de las Culturas por la Paz y la Libertad’ se abrió esa exposición de fotografí­as de nuestra guerra (in)civil.

    No tengo un oí­do tan fino como el autor de la entrada. No escuché ningún latido de corazón, ni siquiera los pasos del personal de vigilancia que tantos pasos da por aquellas salas al cabo de cada jornada.

    Me fije en lo siguiente:

    – Ni Capa era Capa, ni Taro era Taro, ni Chim era Chim: sus nombres reales aparecen menos que los motes o nombres de guerra. Es una costumbre apreciada aquí­ por una parte de esta sociedad, la de andar por ahí­ con motes, unos por gusto y otros por necesidades de la clandestinidad, por gajes del oficio.

    – Los tres fotoperiodistas, los tres exiliados en Parí­s y los tres de origen judí­o.

    – Los tres acabaron su vida trágicamente y es que ejercí­an una profesión de riesgo.

    – Eran arriesgados y eran ingeniosos. La alemana Gerta Pohorylle y el hungaro Endre Erní¶ Friedmann se ganaban mal la vida en Parí­s. Vendí­an poco sus fotos, así­ que pensaron en sacarle más rentabilidad a su esfuerzo y pensaron, acertadamante, que sus trabajos serí­an más valorados si los ofrecí­a alguien con el prestigio añadido de ser extranjero, de ser anglo. Y se inventaron al fotógrafo norteamericano que nunca existió: Robert Capa.
    ¡Y les funcionó el engaño! Ambos dos, colaron como de Robert Capa sus fotos y vendieron más y a mejor precio.
    ¡Ingeniosos los chicos! Sólo que ese engaño para sobrevivir les ha pasado factura después al poner en duda la espontaneidad de algunas de las fotos más emblemáticas del Capa mitificado.
    Esas fotos que hay en la exposición forman parte, en muy buena parte, de la propaganda de guerra para el bando a cuyo servicio se pusieron. Exhiben situaciones de guerra desde uno de los dos bandos contendientes y también a personajes destacados del momento.

    Ese es el aspecto más endeble de la exposición, en mi opinión, especialmente si se encuadra en una exaltación de las Culturas por la Paz y la Libertad.

    Hay varios ejemplares de “Regards”, alguno con portada sobre la “Republique Basque”, hay algunas cartas de los servicios de propaganda de los gobiernos autonómicos de Cataluña y del Paí­s Vasco en el extranjero, donde ya enredaban lo suyo en aquellas fechas y no hay ninguna referencia a los efectos de la guerra, a su crueldad, a los sufrimientos de la población en el el otro bando. Es así­, es una exposición de lo que se podí­a fotografiar desde uno de los dos bandos.

    Algo es algo, pero si está al servicio de “las Culturas por la Paz”, ¿no habrí­a sido preferible encuadrar lo expuesto como una parte del sufimiento global que la guerra produjo? Sostengo que habrí­a sido preferible, pero se ha desaprovechado esa oportunidad.

    De todos modos es un punto de partida para seguir pensando en aquellos desastrosos años. Mejor si se piensa en ellos con ánimo de no repetirlos y con la voluntad de conocer y de comprender.
    No es sencillo, hay mucha morralla propagandí­stica por en medio.

    Leí­a el otro dí­a algo chocante si se conserva un mí­nimo de sentido crí­tico.
    Relata Jose Antonio Aguirre en sus memorias, a cuenta de Telesforo Monzón y referidas a octubre de 1936:

    “Habí­a terminado el acto (constitución del primer Gobierno Vasco el año 1936 bajo el árbol de Guernica) de mi jura, cuando llegaba apresuradamente del extranjero uno de los amigos que enviamos a comprar armas a Francia. El viaje de vuelta lo habí­a realizado en una gasolinera, burlando la vigilancia de los barcos de guerra franquistas. Era Telesforo de Monzón, un joven de mi misma edad, a quien yo habí­a nombrado ministro de la Gobernación del nuevo Gabinete Vasco, sin él saberlo. -Todo está arreglado- me dijo nerviosamente Monzón. -¿Arreglado, qué?- le interrumpí­. -Lo de la compra de armas- me contestó. Dentro de pocos dí­as llegarán de Hamburgo cinco mil fusiles y cinco millones y medio de cartuchos”.

    Aún busco una explicación al hecho de que el nacionalista vasco que era Monzón, y como miembro del PNV ya que aún no habí­a sido nombrado miembro del gobierno provisional de Aguirre, pudiera agenciarse y hacerse traer del puerto de Hamburgo, en la Alemania controlada por Hitler desde el 1 de enero de 1933, nada menos que todo ese material de guerra – 5000 fusiles y 5,5 millones de cartuchos – y todo ello en los mismo momentos en que el mismí­simo Hitler habí­a dado luz verde a la “Unternehmen Zauberfeuer” (Operación Fuego Mágico) por la que los sublevados en Marruecos obtuvieron, no los diez aviones de transporte solicitados a Alemania sino 20 y otras ayudas.

    ¿Quién y cómo pagó esa compra del PNV de material de guerra?
    ¿Cómo se transportó, cuándo llegó y a dónde?
    Son algunas de las preguntas que, después de ver la exposición, me sigo planteando.

    La cita que doy de las memorias de Aguirre la he tomado del relato de Idoia Estornés Zubizarreta, en el apartado “José Antonio de Aguirre y Monzón” que puede verse en
    http://www.euskomedia.org/aunamendi/81730/55974

    Y una observación final. Si lo que se atribuye a “Capa” describe la realidad del momento – “…La policí­a disparaba para apresurar a los rezagados hacia los sótanos”- resulta poco comprensible que la población tuviera que añadir al terror por el bombardeo anunciado el miedo por el “fuego amigo” y tuviera que soportarlo pacientemente. Tampoco resulta muy convincente la racionalidad de gastar balas en la retaguardia para mover a la población hacia los refugios cuando después faltaban balas en las trincheras.
    Aunque, si el fotógrafo no tení­a reparo en hacerse pasar por quien no era, quizás tampoco lo tuviera para adornar sus relatos con detalles que le dieran más vidilla aunque no fueran reales, a fin de cuentas eran cosas relatadas sobre un exótico territorio de más abajo de los Pirineos, donde unos cortaban troncos o subí­an piedras al hombro para divertirse y otros citaban al toro. A veces los mismos hací­an de todo, hasta bailar sardanas o cantar por bulerí­as.

    Saludos.

    Vota este comentario: Thumb up 0 Thumb down 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *