La emigración también puede ser un arma.

| Luis Solana

Valla del campo de refugiados de Lesbos

La frontera entre Bielorrusia y Polonia está presenciando una forma novedosa de guerrear: utilizar a los emigrantes como  un instrumento de presión; vamos, como un arma agresiva.

Según pasa el tiempo, es seguro que esta forma de hacer violento un conflicto será cada día más frecuente: a más emigrantes en frontera, más difícil de evitar los asaltos fronterizos.

Ni los españoles, ni los países que se relacionan con nosotros, se habrán sorprendido de los violentos confrictos en la frontera de Polonia: ya los hemos tenido muy parecidos hace unos pocos meses en la frontera de Ceuta con  Marruecos. Lo mismo que en Polonia, un país que en sus fronteras acumula gran número de emigrantes que desean marchar y marca, con toda la presión humana posible, zonas de muy difícil defensa con este nuevo arma cargada de dolor ya antes de ser utilizada. En Ceuta fueron miles de jóvenes tratando de entrar y entrando por las zonas de mar fronterizo. Muy difícil defensa. Frente a la acumulación de ciudadanos en una frontera, no sirven ni los alambres de espinos (tan criticados sin conocer el contexto).

Es impresionante ver en la frontera polaco/bielorrusa cruzar por el cielo unos bombarderos rusos como aviso de no se qué, pero nada prometedor.

¿Qué puede hacer Polonia? (Y España, si esto nos pasa en Ceuta y Melilla). Difícil; muy difícil solución. Siempre, en cualquier conflicto del tipo que sea, si alguien está dispuesto a morir (sin llevar armas) para conseguir una meta del tipo que sea, es muy compleja la Defensa. Aquí, los muros, los famosos muros americanos, tienen toda su vigencia otra vez. Europa, siempre crítica con este tipo de separación entre países, se puede convertir en un adalid del sistema a poco que ciertas fronteras entren en tensiones tipo Bielorrusia/Polonia.

España, sería conveniente que fuera tomando buena nota de la nueva «guerra de fronteras» que se está diseñando allá en un cercano Este.

2 Responses to La emigración también puede ser un arma.

  1. Nerea says:

    Globalización
    En este punto, mi pregunta es muy sencilla y va dirigida a los dirigentes:

    ¿Cómo se entiende la globalización, con FRONTERAS?

    Adalid del sistema

  2. Nerea says:

    Muy bien
    Nadie habla
    No hay debate
    Supongo que la gente está ya muy harta de debatir y de exponerse, cuando cada día es un día de la marmota

    Y lo digo así, porque yo también lo vivo así

    Cuando existe un pensamiento único dado, difícil, casi imposible dar uno la opinión

    Pues perdidos al río
    Es lo que tiene seguir los procesos, buenos y malos, frente a los que no siguen los procesos y delegan los problemas a la ciudadanía

    Procesos mal hechos o ni siquiera transcurridos

    Y nos delegan los malos resultados, para su solución

    Yo, no te diré nunca cual es tu deber

    Pero no me delegues tu deber

    Sé parte de la solución y no delegues en mí, tus problemas

    Solucionalos

    Tengo más propios problemas, y soluciono en mis 5 metros cuadrados a la redonda

    Sé solucionador y no parte del problema

    He dicho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.